Home Event Info Agenda Registration Media Info Research Partners Follow-up CiD Espanol Francais English Submit A Case Story Submit An Image Submit A Video Send An Alert
Search
Translation

Most Visited

ID: 49234
casestory

Argentina - Cardboard Collectors Cooperative El Ceibo: From Exclusion to Inclusion

Prev Case Story 7 of 178 Next

Organization(s): El Ceibo RSU

Country(ies): Argentina

Primary thematic focus: Fostering the rise and resilience of middle-income countries

In a Nutshell:
Somos una cooperativa que recupera residuos sólidos urbanos, fomenta el reciclaje y ahorro de recursos. En plena crisis económica-política nacional, quedamos excluidos del sistema y debimos revolver la basura para poder comer. Decidimos organizarnos como cooperativa y trabajar todos juntos para superar la crisis.

The Story:
En 1989 nueve mujeres sin techo que revolvíamos basura en la calle nos juntamos para conseguir pastillas anticonceptivas. Todas comíamos de las bolsas de basura para sobrevivir, y decidimos organizarnos. Teníamos la esperanza de que al unirnos, progresaríamos, pero esto se presentaba como utopía. La legislación determinaba que los residuos eran propiedad de quienes los generaban, aún cuando éstos los hubiesen desechado en vía pública como elementos inservibles. Así es que éramos perseguidos por la Policía si nos encontraban buscando acaso un trozo de pan en el fondo de un bolsa llena de mugre, mientras ésta ponía en riesgo nuestra salud. Con la terrible crisis nacional de 2001, la caída del ex presidente De La Rúa, el fenómeno del cirujeo se expandió de forma incesante por la alta taza de pobreza. Llegaba la noche y no sabíamos si nuestros hijos comerían. Decidimos recolectar residuos de forma colectiva para sacar mayor provecho. Habíamos cirujeado tantos años que nos convertimos en especialistas de la separación de residuos. Decidimos salir a pedir apoyo a los vecinos del barrio de Palermo. Tocamos puerta por puerta, y explicamos cómo separar los residuos. Costó lograr su confianza, pero entendieron que al separarlos, impedirían que revolviéramos sus bolsas de basura y que fomentarían la recuperación ambiental. Nuestra esperanza utópica inicial empezaba a convertirse en algo tangible, con el objetivo de dignificar nuestra vida mediante un empleo sustentable. No teníamos un lugar físico en el que trabajar, pero comenzábamos a crear nuestros propios empleos.

En este contexto, El Ceibo se conformó como cooperativa por convenio con el Gobierno. Hoy nos apoyan vecinos de unas cien manzanas del barrio. Separan los residuos reciclables, y pasamos a buscarlos puerta a puerta. Los retiramos y llevamos a nuestro centro logístico para cargarlos en camiones. Los llevamos a un galpón en el barrio de Retiro, concedido por el Gobierno Nacional, y realizamos su clasificación para recuperarlos, convertirlos en materia prima, y venderlos a empresas, sin intermediarios. Enfrentamos muchos obstáculos, como por ejemplo un incendio que quemó el galpón en 2006. Creemos que fue intencional ya que los peritos observaron que los candados del galpón estaban cortados. Aún carecíamos de electricidad, por lo que se descarta la hipótesis de una falla eléctrica. Y el fuego ni siquiera rozó otra estructura. Canalizamos nuestras fuerzas en recuperarnos y no pudimos investigar. Pero salimos adelante. En diversos países del mundo la tarea ambiental que realizamos nosotros es llevada a cabo por grandes empresas que le cobran fortunas al Estado. A nosotros el Estado no nos paga nada, y aún así, logramos crear puestos de trabajo con salarios estables para alrededor de 100 familias. Pudimos superar la crisis gracias a la organización y trabajo en equipo, aprovechando conocimientos que parecían inservibles. Con valores como solidaridad y comercio justo, sin explotación ni intermediarios, con dirigentes sociales pero decisiones tomadas con horizontalidad. Si nosotros pudimos aprovechar el conocimiento en residuos que nos había dado el comer de la basura, hacer de eso una empresa social y de la basura un negocio sustentable, entonces esta experiencia cooperativista pueda ser aplicada en cualquier parte del mundo ya que en todo sitio se producen residuos, y la fuerza colectiva puede lograrlo si se lo propone, como lo seguimos haciendo nosotros.

Results and Critical Factors:
Los principales logros consistieron en la recuperación de personas sin techo en situación de riesgo y extrema pobreza. Dejamos de revolver la basura en la calle y correr peligro, para tener un empleo digno, un salario promedio y estable, ser vacunados, obtener becas de estudio ambiental de la Cámara Argentina del Comercio Electrónico, la Fundación Octubre y la Fundación Conciencia. En plena crisis económica- política nacional, en 2002 se logró la formalización de El Ceibo como cooperativa mediante un convenio con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Más adelante, otro convenio determinó que las empresas Cliba y CEAMSE colaboraran con nosotros con la entrega de residuos reciclables. Los trabajadores de El Ceibo comenzamos sin nada, y hoy contamos con un centro de logística, camiones para cargar los residuos recolectados para llevarlos al centro de acopio, en donde realizamos la clasificación de los elementos para su posterior venta. Este centro funciona en un galpón que nos fue cedido por el Gobierno Nacional.

Al comienzo, no teníamos electricidad ni agua, pero hoy contamos con todos los servicios básicos e incluso con vestuarios y con un ropero social para personas en situación de pobreza. Recuperamos a diario unas 15 toneladas de residuos reciclables que, de otro modo, hubieran sido incinerados o enterrados en rellenos sanitarios. Los convertimos en materia prima para nuevos procesos de producción, y evitamos la utilización de materia prima virgen. Así, fomentamos el ahorro de energía y recursos no renovables. Hoy somos más de 100 familias las que trabajamos en la cooperativa, en medio de un barrio rico como Palermo, logrando la integración social entre dos sectores sociales muy diferentes. Además, desde hace unos cinco años, nos convertimos de excluidos en incluidos ya que somos convocados desde diferentes partes del mundo para brindar capacitación con el fin de imitar nuestra experiencia cooperativista de superación de crisis, recuperación ambiental, dignificación de trabajo, y conversión de la “basura” en un negocio sustentable.

Name of Primary Contact Person: Cristina Lescano

Title of Primary Contact Person: Presidente

City: Buenos Aires

File: folleto el ceibo.JPG



powered for social impact by the Impact Alliance